El BDE advierte sobre una reducción generalizada en la demanda de financiación

02.11.2011

El Banco de España señala que ha tenido lugar durante el penúltimo trimestre del año una reducción extendida de la demanda crediticia, tanto en la eurozona como en España. Asimismo indica una fortaleza en las pautas de adjudicación de financiación para la compra de vivienda en el mismo trimestre.

Así queda reflejado en la Encuesta sobre Préstamos, que comprende el Boletín Económico de finales octubre de la entidad supervisora. En el mismo informe se destaca que esta reducción de las peticiones de financiación es más pronunciada en el apartado de adquisición de viviendas y más contenida a nivel empresarial.

Las causas de esta reducción son fundamentalmente el ascenso de los costes de crédito, el descenso de los fondos y el deterioro de la situación del sector.

Igualmente, las peticiones de crédito hipotecario de los ciudadanos anotaron una caída importante en el tercer trimestre, mayor que la registrada en el trimestre anterior, y más pronunciada en nuestro país que en el resto de la eurozona, fundamentalmente por la depreciación agregada de las perspectivas de las familias referentes al mercado de la vivienda.

Si bien, los márgenes que se aplican a la nueva financiación y los gastos (sin incluir los intereses) prosiguieron subiendo en las dos zonas, en comparación con los tres meses anteriores. Asimismo, los periodos de vencimiento máximos mermaron algo en nuestro país, por vez primera desde el cuarto trimestre de 2009.

No cambian las normas de aprobación

A pesar de la leve bajada en la oferta crediticia consignada a la adquisición de vivienda, en el penúltimo trimestre, las normas de aprobación de financiación a las familias y empresas españolas, continuaron prácticamente iguales, en comparación con el fortalecimiento producido en los mismos para la zona euro.

En lo referente a esto, el organismo supervisor ha acentuado que las condiciones de inicio no se pueden comparar, ya que en nuestro país el fortalecimiento que se ha ido acumulando durante los años de la crisis ha sido más pronunciado.

Desde la entidad que dirige Fernández Ordóñez ha destacado que en el caso de las empresas, esto sucedía por vez primera desde mediados del año pasado. Mientras que en las familias, el descenso representa una continuación de los ocurrido en los meses anteriores, si bien, de manera más pronunciada.

Para las empresas, no cambiaron las pautas de aprobación de la nueva financiación, aunque de una forma moderada se disminuyo los plazos y las transacciones fueron menos, ante el deterioro de la economía y de algunos sectores, asimismo con los costes vinculados con los fondos de las grandes empresas.

Se fortalecen los criterios para las grandes compañías

En nuestro país, los términos de los préstamos nuevos se habían vuelto, de una forma general, más excesivos aunque en menor medida que en el resto de la eurozona, con ligeros incrementos en los márgenes, los compromisos vinculados y los otros gastos (con exclusión de los intereses).

En España, la demanda de capital de las empresas disminuyo, por la caída en las peticiones de las grandes compañías y en las transacciones a un vencimiento más amplio, ya que en primer y el segundo trimestre habían anotado un buen comportamiento. En contra, la necesidad de capital para volver a reestructurar la deuda prosiguió aumentando a un ritmo parecido al trimestre anterior.

Este último elemento, en la eurozona, junto al peligro vinculado a la operación, también significo una leve disminución de la oferta de esta clase de financiación, algo más elevada a la que se esperaba para el trimestre.

Perspectiva hasta final de año

Para el último trimestre del año, las entidades financieras españolas no pronostican cambios en las pautas de asignación de los préstamos, aunque si un ligero fortalecimiento en lo referente a las transacciones a más largo vencimiento y con las grandes compañías, en consonancia con lo sucedido en los meses estivales.

En la eurozona, los criterios se volverán más limitados de manera generalizada.

Tanto en nuestro país como en la eurozona, es pronostica otra disminución en la demanda crediticia en todos los sectores, con bajadas más alta que las anotadas en el trimestre anterior para las empresas, y parece o algo más bajas para los hogares.

Igualmente, el informe confirma que las tensiones en los mercados bancarios representaron un nuevo empeoramiento para que accedieran las entidades nacionales en el penúltimo trimestre del año.

En lo referente a los términos de acceso a nivel mayorista, el incremento de las dificultades ha sido más elevado en nuestro país que en el conjunto de la eurozona. Si bien, en todos los mercados que se han tenido en cuenta se valoro un deterioro representativo, en respuesta a las tensiones anotadas en los meses veraniegos.



Comentarios

¿Algo que comentar?





Directorio de Créditos rápidos